MUNICIPIOS DEL ESTADO DE CHIHUAHUA: AhumadaAldamaAllendeAquiles SerdánAscensiónBachínivaBallezaBatopliasBocoynaBuenaventuraCamargoCarichíCasas GrandesCoyame del SotolCuauhtémocCusihuiriáchiChihuahuaChínipasDeliciasDr. Belisario DomínguezGaleanaGómez FaríasGran MorelosGuachochiGuadalupe D.B.Guadalupe y CalvoGuazaparesEl TuleGuerreroHidalgo del ParralHuejotitánLópezJiménezJuárezJulimesMaderaMaguarichiManuel BenavidesMatachiMatamorosMeoquiMorelosMorisNamiquipaNonoavaLa CruzNuevo Casas GrandesOcampoOjinagaPraxedis Genaro GuerreroRiva PalacioRosalesSan Francisco de BorjaSan Francisco de ConchosSan Francisco del OroSanta BárbaraSanta IsabelSatevóSaucilloTemósachiUriqueUruáchiValle del RosarioValle de ZaragozaIgnacio Zaragoza

Cd. Juárez, Chihuahua. México .

Marzo 27 de 2011    

 
 
 
 
CLIMA
ACTUAL


Ciudad Juárez
22°C

Casas Grandes
18°C

Villa Ahumada
22°C

Chihuahua
19°C

Cuauhtémoc
19°C

Temósachi
19°C

Ojinaga
10°C

Delicias
19°C

Camargo
19°C

Jiménez
19°C

Parral
19°C



 
Archivo

Directorio
 
 
http://www.uach.mx  
 
http://www.chihuahuapost.com/promos/tacos.jpg  



El Crimen Organizado Vinculado al Tráfico de Arte Universal


CIUDAD JUAREZ 27/03/11 (POST).- La asociación entre narcos y traficantes de arte les permite compartir rutas, lavar dinero, y proporcionarse apoyo en entregas e intercambios, sostiene Fernando Báez. "La gran tragedia de este vínculo es que la cadena del crimen brinda un marco de protección y chantaje", lamenta el autor de El saqueo cultural de América Latina.

Experto en el tema de la destrucción cultural, asegura que existen como mínimo 50 rutas "menores o mayores" para el tráfico de arte. Los delincuentes operan lo mismo en Monterrey que en Cancún, Nuevo Laredo, Ecatepec y el Distrito Federal, y su botín acaba en manos de coleccionistas de Estados Unidos, Brasil, Italia, España y Japón.

La impunidad favorece este ilícito. De cada 20 casos, sólo uno es procesado, y no siempre termina en condena. Los contactos de estos delincuentes con los narcos existen, reitera Báez, quien tiene conocimiento de reuniones en ciudades como Miami.

Para el investigador venezolano, resulta irónico que los registros de arte sacro elaborados en Puebla y Tlaxcala estén siendo usados por los traficantes como catálogos de subastas para hacerse con la mejor pieza. Son mafias con acceso a las valijas diplomáticas, de alcance global, alerta.

"Recordemos que el tercer delito más rentable del mundo es el tráfico ilícito de arte (después de las drogas y la venta de armas), que mueve 6 mil millones de dólares, según la estimación más aceptada.".

La guerra contra el narco que vive México ha provocado mayores robos y saqueos, considera Báez. Una apreciación surgida de sus investigaciones, pues la corrupción le hace desconfiar de los datos oficiales. Pero si alguien duda de los efectos de un conflicto, dice, que examine el caso extremo de Iraq o el reciente ataque al Museo Nacional de Egipto.

"Entre 2009 y 2011 ha crecido (en México) el robo en iglesias, museos, colecciones y asentamientos. Por cada denuncia, hay cinco que no se hacen por miedo o apatía".

En México, amplias zonas de las sierras de Chihuahua y Sinaloa, el norte de Tamaulipas y la franja fronteriza de Baja California no son exploradas por los arqueólogos debido a la presencia de grupos armados (REFORMA 21/03/2011). Lo mismo sucedió en Colombia y Guatemala, afirma Báez, y ocurre hoy en Afganistán.

"Si no hay investigación, se corre el riesgo de que el vacío sea aprovechado por los traficantes de arte, que disponen de sistemas GPS y recursos tecnológicos de vanguardia para sus operaciones. Esto puede ser un bumerán cultural para los mexicanos".


El negocio de las drogas se paga en efectivo, pero el arte es también moneda de cambio. "Los narcos han sufrido los efectos de la ostentación: poseer una pieza rara es lo máximo para estos hombres que deliran por el lujo, única medida de su éxito perverso".

A los cárteles les interesa asociarse con los traficantes de arte, explica, porque es un ne- gocio consolidado, con una gran demanda en espacios que el narco ya controla.

"Hay un tráfico de arte fuerte", agrega, "por la sencilla razón de que los narcos mismos son los mecenas, cobran y se dan el vuelto".

Reunida para intimidar, o sólo para presumir, cada capo posee una galería de objetos lujosos que encubre sus debilidades, traumas y obsesiones, asegura Báez.

La historia reciente da cuenta de las obras de Picasso, Dalí y Francisco Antonio Cano -su preferido- que atesoraba el colombiano Pablo Escobar, y el investigador recuerda la confesión del mafioso siciliano Francesco Marino Mannoia, quien aseguró que la Cosa Nostra le ordenó robar en 1969 un Caravaggio, Natividad con San Francisco y San Lorenzo, del oratorio de San Lorenzo de Palermo, para que presidiera las reuniones de la cúpula. Después, el cuadro fue ocultado en un sótano -otras versiones dicen que en un establo-, y nadie lo volvió a ver.

"Conozco el caso de un personaje (mexicano) que tuvo la idea de proteger su colección en bóvedas. Hoy se mueve por el norte, pero no voy a mencionarlo porque tengo la esperanza de que lo capturen y no destruya esas obras para borrar la evidencia".

<< Regresar

IMPRIMIR